¿Cómo iniciar un negocio?

Actualizado: ago 23

Los primeros pasos


¿Qué necesito para empezar un negocio? ¿Cómo crear mi idea de negocio? Son algunas de las preguntas que todo emprendedor se ha hecho al iniciar su aventura. Cuando tienes una idea de negocio hay dos cosas que puedes tener claro: quieres ganar dinero y ser tu propio jefe, sin embargo, no siempre es tan fácil saber por dónde comenzar a materializar un proyecto emprendedor exitoso. Muchas veces el primer impulso es querer saber de dónde puedes obtener inversión, que instituciones tienen programas de apoyo a emprendedores o incluso comenzamos por investigar los respectivos préstamos para iniciar un negocio. Pero tanto la inversión cómo el financiamiento son pasos que se encuentran mucho más adelante del camino.


Para muchos el primer paso para tener un negocio rentable es un buen plan de negocios, ese documento robusto donde puedes vaciar tus mejores ideas para emprender, junto con toda la información que puedas alrededor de esas ideas. El objetivo del plan de negocios es responder la mayor cantidad posible de preguntas antes de empezar un negocio. Y aunque puede ser útil, puedes dedicar mucho tiempo y esfuerzo en él y no necesariamente te hará empezar un negocio. Considera que el plan de negocios de una empresa adquiere sentido cuando cuentas con la madurez necesaria de tu idea y tu modelo, y en las primeras etapas de tu emprendimiento es difícil que esto sea cierto.


Otra creencia común para comenzar un emprendimiento es que necesitas generar tus estatutos, registrar tu marca o constituirte como empresa. En este sentido no es extraño que un emprendedor invierta una gran cantidad de tiempo buscando el nombre creativo del negocio o definiendo el mejor logo, cuando aún no se cuenta con un concepto claro, ni un mercado definido. Estos aspectos legales o de imagen, si bien serán importantes en algún momento del proceso, difícilmente resultarán lo más relevante que puedes hacer cuando apenas estás construyendo un nuevo negocio.

Todo comienza con una idea… pero no lo es todo


Todo emprendimiento comienza con una idea, pero sabemos que no puede ser cualquier idea, buscamos aquellas ideas de negocios innovadoras, aquellas ideas que se encuentren alienadas con el propósito personal del emprendedor, aquellas ideas de negocio rentables, pero ¿Cómo saber que tienes una idea ganadora? y sobre todo ¿Cómo puedes ponerla en marcha? Cuando se empieza un emprendimiento, podemos creer que nuestra idea es la mejor de todas, que nadie más ha pensado en ella o que obviamente todos se pelearán por ella. Hay muchos emprendedores que en sus primeras etapas se sienten renuentes de compartir sus ideas por miedo a que se las roben. Por ello es importante comenzar por señalar que una idea en sí misma no tiene ningún valor, no importa cuán buena sea, la simple idea no importa hasta que no se pone en práctica.

En este sentido, la mejor manera de saber si una idea de negocio vale la pena y nos permitirá ser parte de los emprendedores con éxito es: la validación. Para saber cuáles son las mejores ideas para emprender necesitamos que los usuarios, es decir, las personas que comprarían nuestro producto o servicio, nos digan si los supuestos sobre lo que estamos fundamentando nuestras ideas son ciertos y sobre todo si nuestra propuesta les agrega valor a ellos. Antes de pensar en el financiamiento, el nombre, o cualquiera de los detalles necesitamos validar nuestra idea de negocio con usuarios reales, por lo que nuestros familiares y amigos no cuentan.


En este sentido podemos tener una gran idea, pero si los usuarios a los que queremos atender no la perciben de esa manera, nuestras probabilidades de generar un negocio efectivo disminuyen considerablemente, básicamente porque nadie estaría dispuesto a pagar por ello. Por esto, debemos estar preparados para recibir su crítica y sus comentarios, requerimos desarrollar nuestra resiliencia y tolerancia a la frustración para aprender ellos y diseñar a partir de lo que los usuarios realmente necesitan, y no sólo lo que creemos que quieren.

Por ello para iniciar un emprendimiento, es necesario primero identificar quién es tu usuario y comenzar por conocerlo a profundidad. Esto significa tener claridad sobre quién es, qué es lo que le importa, lo que le duele, lo que necesita. Y en función de ello diseñar una propuesta que pueda validarse como una idea de negocio. Existen diferentes metodologías que pueden ayudarte en ese proceso como Design thinking, Lean startup o UX son algunas de ellas. Lo importante es que inviertas tus primeros esfuerzos en una validación real, que te permita medir las posibilidades que tiene tu idea. No hay nada más desalentador que trabajar en un producto que no responde a las necesidades de tu usuario y que por consiguiente nadie quiere comprar.


Ser emprendedor es una gran aventura que te hará vivir momentos difíciles, pero que también te dará grandes satisfacciones. La mejor manera de iniciar con el pie derecho para crear tu idea de negocio es dedicar tus esfuerzos en aquello que te permita diseñar una propuesta de valor real centrada en tu usuario. Esto hará la diferencia para que tus esfuerzos rindan frutos.



Da los primeros pasos para iniciar tu negocio.




34 vistas
Nos encontramos en
Síguenos en
Obrero Mundial 188, Del Valle, CDMX.
55 4635 2955
  • Instagram
  • Facebook
  • LinkedIn
  • WhatsApp